marantha

Mostrando todos los resultados 2

  • Maranta Kerchoveana

    0 de 5
    4,50 8,00 

    Marantha Kerchoveana

    La Marantha Kerchoveana, más conocida como «planta de la oración». De origen brasileño, de sus bosques tropicales.

    Es una de las maravillas que tenemos en nuestra colección, no deja indiferente y fascina a todos, os invitamos a que busquéis algún vídeo para que sepáis porque se la conoce como planta de la oración. Por las noches sus hojas se mueven hasta posición vertical y en el momento en el que vaya volviendo a haber luz, vuelven a bajar, es un espectáculo.

    Sus hojas ovaladas crecen a partir de tallos. Llega a alcanzar algo más de 50 cm.

    Es una planta de fácil cuidado, de interior, no requiere un riego abundante, pero sí mantener el sustrato húmedo y tenerla en un lugar iluminado, con luz filtrada. Cuanta mayor humedad mejor y un buen sistema de drenaje. Pulverizar con agua las hojas y con un cubre macetas que en el fondo mantenga unas bolas de arcilla que estén parcialmente húmedas, ayudará a su mantenimiento.

    Vista rápida
  • Maranta Tricolor

    0 de 5
    9,00 

    Marantha Tricolor

    La marantha leuconeura fascinator, más conocida como «maranta tricolor» o «planta de la oración». De origen brasileño, de sus bosques tropicales.

    Es una de las maravillas que tenemos entre nuestra colección, no deja indiferente y fascina a todos, os invitamos a que busquéis algún vídeo para que sepáis porque se la conoce como planta de la oración. Por las noches sus hojas se mueven hasta posición vertical y en el momento en el que vaya volviendo a haber luz, vuelven a bajar, es un espectáculo.

    Sus hojas ovaladas crecen a partir de tallos. Por la parte superior de la hoja, se aprecian tres colores: rojo de las nervaduras, verde claro que aparece desde la nervadura central y un verde oscuro que rellena el resto de la hoja. Por el envés, se llegan a poner de un color rojizo igual al de la nervadura que se aprecia por el otro lado, aunque no tiene porqué crecer así en todas las hojas. Llega a alcanzar algo más de 50 cm.

    Es una planta de fácil cuidado, de interior, no requiere un riego abundante, pero sí mantener el sustrato húmedo y tenerla en un lugar iluminado, con luz filtrada. Cuanta mayor humedad mejor y un buen sistema de drenaje. Pulverizar con agua las hojas y con un cubre macetas que en el fondo mantenga unas bolas de arcilla que estén parcialmente húmedas, ayudará a su mantenimiento.

    Vista rápida
X